Urología

Requisito académico de ingreso: 

Ser Médico y Cirujano graduado o incorporado a la Universidad de San Carlos de Guatemala o graduado en las universidades privadas legalmente autorizadas del país.
Acreditar postgrado en Cirugía General.

Duración: 

3 años de Residencia Médica de Urología

Definición: 

La Urología, es la especialidad médico-quirúrgica cuyo campo de acción comprende el estudio, diagnóstico y tratamiento de las afecciones del aparato urinario en ambos sexos y del aparato genital masculino.

Objetivo del Programa: 

Formar profesionales especialistas en Urología, que demuestren alto grado de competencia, calidad técnica, ética, responsabilidad profesional, humanismo en su ejercicio profesional y sean conscientes de la necesidad de autoformación y perfeccionamiento constante.

Perfil de Egreso: 
    En el nivel técnico – saber hacer, demuestra:
  • Conocimiento profundo y especializado para la valoración, diagnóstico y tratamiento oportuno del paciente con patología urológica, sean estos de causa congénita, infecciosa, degenerativa, tumoral, inflamatoria, metabólica, neurógena u obstructiva, en diferentes niveles de atención.

  • Habilidades para la realización de técnicas y procedimientos de diagnóstico y tratamiento (dígito-rectal, instrumental, radiológica, ultrasónica, urodinámica y de medicina nuclear, cirugía urológica endoscópica y abierta.

  • En el nivel cognitivo – aprender a conocer y a comprender demuestra:

  • Juicio crítico para la toma de decisiones diagnósticas y terapéuticas en resolución de problemas en el campo de su especialidad, así como para valorar oportunamente las situaciones de emergencia y la pertinencia de realizar interconsultas.

  • Habilidades para la planificación y programación de actividades, programas o proyectos de la especialidad, incluyendo actividades de asesoría y auditoria médicas

  • Manejo adecuado de técnicas de investigación y capacidad para seleccionar y valorar la información médica existente

  • En el nivel formativo – saber ser y saber convivir con los demás, demuestra:

  • Como Actitudes primordiales en su práctica, un profundo respeto a la individualidad y dignidad de la persona, se conducirá apegado a la ética, la moral, el humanismo y la responsabilidad profesional y social, con respeto a la diversidad y multiculturalidad

  • Participación productiva en equipos multidisciplinarios que intervienen en el manejo del paciente, proyectando una visión integradora de su que hacer con el de otros profesionales

  • Responsabilidad para su autoformación, actualización y perfeccionamiento continuo

  • Responsabilidad profesional en la aplicación de normas y disposiciones legales en el ámbito de la salud.

 

Pensum de estudio: