Medicina Crítica y Cuidado Intensivo Pediátrico

Requisito académico de ingreso: 
Pediatra graduado o reconocido por la Universidad de San Carlos de Guatemala o graduado en las universidades privadas legalmente autorizadas en el país o extranjeras catalogadas como de primera clase.
Duración: 
2 años de Residencia Médica en Medicina Crítica y Cuidado Intensivo Pediátrico
Definición: 
La Medicina Intensiva Pediátrica es una especialidad médica rama de la Pediatría dedicada al suministro de soporte vital, supervisión y monitoreo intensivo en los pacientes pediátricos críticamente enfermos, cuya condición potencialmente letal pueda ser superada y consecuentemente tengan posibilidad de sobrevivir con la ayuda de estos cuidados.
Objetivo del Programa: 
Formar Maestros en Medicina Crítica y Cuidado Intensivo Pediátrico, de elevado nivel académico, que demuestren alto grado de competencia y calidad técnica en su ejercicio profesional y para la investigación, actuando con ética, responsabilidad y humanismo, satisfaciendo integralmente las necesidades de salud de la población guatemalteca en los diferentes niveles de atención y campos de acción; conscientes de la necesidad de autoformación y perfeccionamiento constante, para una validez y pertinencia en el ámbito nacional e internacional.
Perfil de Egreso: 
Provee atención integral, segura, oportuna, de alta calidad y enfoque globalizador al paciente pediátrico críticamente enfermo con base en fundamentos científicos y técnicos, con orientación ética, humanista y de responsabilidad profesional. Aplica el Método Científico (Método Clínico) en la atención del niño enfermo para establecer un diagnóstico e instituir un tratamiento. Ejerce acciones de intervención para la promoción de la salud y prevención en el campo de las enfermedades del ámbito del paciente pediátrico en estado crítico, integrando su capacidad y esfuerzo en conductas coherentes de compromiso social procurando la calidad de su servicio profesional. Desarrolla procesos de investigación con estricto rigor científico, ético y metodológico en el campo de la Medicina Crítica y Terapia Intensiva Pediátrica. Evalúa crítica y sistemáticamente la literatura médica científica para su aplicación pertinente en su desempeño profesional. Estructura y administra con eficiencia y eficacia una unidad de cuidados intensivos pediátricos con bases científicas, técnicas, tecnológicas y legales. Participa en la planificación y ejecución de planes de intervención, actividades administrativas en servicios, programas o proyectos en Medicina Crítica y unidades de Tratamiento Intensivo, incluyendo actividades de auditoria médica que impulsen la eficiencia, eficacia y un impacto positivo en el funcionamiento de los servicios bajo su responsabilidad. Valora la importancia de continuar por si mismo un proceso de educación permanente orientado a su perfeccionamiento y desarrollo personal y profesional para mejorar la calidad de su desempeño y mantenerse actualizado, compartiendo voluntariamente sus conocimientos y experiencias para la mejora del desempeño de otros.